Alimentación durante el Ejercicio

Publicado el: 14 Abril 2018 en: Nutrición Deportiva por Contacto 123GO

Al realizar ejercicio nuestro cuerpo pasa por ciertas adaptaciones fisiológicas y metabólicas; estas conducen a la necesidad de aumentar la ingesta calórica para contrarrestar el gasto energético aumentado debido a la actividad física.

La nutrición es fundamental en este proceso ya que la única forma de completar el requerimiento diario necesario es a través de la alimentación. Una adecuada distribución de proteínas, carbohidratos y grasas según el ejercicio que se realiza, facilita el rendimiento deportivo, contribuye al desempeño físico, ayuda a retardar la aparición de factores que inducen a la fatiga y garantiza una rápida y eficaz recuperación luego del ejercicio.

La alimentación es distinta según el deporte que se realice, la intensidad de este y el momento, si es previa al ejercicio, durante o después de este.

Alimentación previa al ejercicio

El objetivo de esta alimentación es abastecer al cuerpo de energía para mejorar el desempeño físico y retrasar la fatiga. Se debe realizar 1 a 2 horas antes del ejercicio. El carbohidrato es el encargado de entregar energía, por lo que la alimentación en este periodo debe ser abundante en carbohidratos. También es importante que esta alimentación sea baja en aporte proteico, fibra y grasas para no retrasar la absorción de nutrientes y no causar molestias gastrointestinales.

Como ejemplo:

  • 2 barras de cereal
  • 1 fruta
  • Pan molde con mermelada

 

Alimentación durante el ejercicio

La alimentación durante el ejercicio solo es beneficiosa cuando éste es mayor a 90 minutos o cuando estamos durante un periodo de competición ya que el objetivo de esta es mantener los niveles de azúcar en la sangre y favorecer la resistencia de la persona. La alimentación debe ser únicamente de carbohidratos para una rápida absorción, de fácil transporte y preferentemente en formato líquido o en geles.

Como ejemplo:

  • Bebidas isotónicas (Gatorade, Powerade, Zuko go)
  • Geles de carbohidrato (Para competiciones)
     

Alimentación post ejercicio

Esta alimentación tiene por objetivo la recuperación de la energía gastada, es decir, rellenar los depósitos de carbohidratos (azúcar) gastados durante el entrenamiento y recuperar la fibra muscular dañada. Se debe comenzar la alimentación inmediatamente después de terminar el ejercicio. Es importante que la alimentación sea una mezcla de carbohidratos y proteínas para favorecer la recuperación de energía y de tejido muscular dañado.

Como ejemplo:

  • Avena/cereales con yogurt/leche y fruta
  • Pan molde con jamón o huevo y fruta
  • Batido de proteína indicado por nutricionista con fruta y avena. (Competidores)

 

Si quieres una atención más personalizada y un cálculo exacto sobre la alimentación previo, durante y posterior al ejercicio, pide una hora con la nutricionista en el siguiente LINK

 

Comparte esta nota: